10 Cosas Que Haces Que Te Impiden Adelgazar

Posted on Posted in Adelgazar
Compártelo:

10 COSAS QUE HACES QUE TE IMPIDEN ADELGAZAR

No hay misterios ni pastillas que valgan, siempre que hagas lo correcto y seas constante adelgazarás. No hay nada que no se pueda hacer para perder grasa y tener un cuerpo sano y mucho más esbelto. A continuación vamos a enumerar 10 cosas que haces que te impiden bajar de peso.

1. No llevas un Control de las Calorías que Consumes

No sabes las calorías que consumes, y es más: NO sabes las calorías que necesitas consumir al día para poder bajar de peso.

medida calorias

2. Piensas que la Culpa es de Factores Externos muy Determinados

”El gluten o los lácteos no me están dejando perder grasa, no me muevo lo suficiente por culpa del trabajo, no llego a hacer una hora de cardio cuando voy al gimnasio…”

3. Solo Haces Dietas Estrictas

Dietas que no se amoldan para nada a tu estilo de vida (a tus horarios, a tus alimentos preferidos, etc.), por lo que abandonas a las 2 o 3 semanas. Esto desencadena el siguiente punto.

4. No eres Constante

La constancia es lo más importante para conseguir cualquier cosa que te propongas. Ya sea tu objetivo tocar el piano, aprender un idioma o perder esos michelines que tanto molestan en verano.

5. No te Pesas lo Suficiente

Y diréis: ¡Pero qué dices! ¡Eso es una obsesión! ¡No quiero tener trastornos alimenticios!…Y nada más lejos de la realidad.

El peso o las medidas corporales lo utilizamos simplemente como datos objetivos para poder evaluar nuestro progreso.

El hecho de pesarte más a menudo simplemente es para tener una media de pesos que se puedan comparar semana tras semana. Tener una media elimina las fluctuaciones naturales que tiene tu cuerpo de un día a otro. Aún pesándote siempre en ayunas y a la misma hora todos los días verás diferencias significativas en la lectura del peso.

peso metro

6. Te piensas que No bajar de peso es sinónimo de que la dieta No Funciona

Este punto no contradice al anterior, simplemente que, la progresión de pérdida de grasa no siempre se traduce en una pérdida de peso todas las semanas.

Puede que tu peso no varíe ya que si entrenas, sobretodo al principio, habrás ganado masa muscular. Este músculo ganado puede que compense la pérdida de peso en grasa y haga que la aguja de la báscula no se mueva.

Además, la pérdida de peso no es algo lineal. Puede que estés 3 o 4 semanas sin ver un avance significativo y de repente de un día para otro, veas los resultados que tanto esperabas. Esto desencadena abandonar la dieta.

¡Acordaos de la constancia!

7. Pasas por alto ciertos Alimentos

Hay ciertos alimentos, sobretodo en estado líquido, que son muy altos en calorías y poco saciantes. Al tomar estos alimentos, es muy fácil que pienses que has ingerido menos calorías de las que realmente has tomado.

Por ejemplo, los zumos o refrescos / sodas son muy altos en carbohidratos. El aceite o dressing que nos ponemos en la ensalada o el plato que pedimos en el bar (cocinado con mucha grasa) suponen muchas calorías extra si nos pasamos.

8. Haces Muchas Comidas al Día

Obsesionarte con hacer 5 o 6 comidas al día hace muy difícil la estimación de calorías y conlleva mucha preparación cocinando. Además para mucha gente, esas pequeñas cantidades de comida, dejan la sensación de pasar hambre durante todo el día.

A veces, es mejor hacer 2 o 3 comidas al día y quedar bien saciado. Ya hablaremos más adelante sobre el mito de hacer muchas comidas al día.

5 comidas al día
‘Estar comiendo durante todo el día nos quita mucho tiempo.’

9. Haces ”dietas” a la Hora de Adelgazar

¡Se acabaron las ”dietas”!, lo que tienes que hacer es cambiar tus hábitos alimenticios.

El objetivo final no es acabar con las cartucheras o sacar la tableta de chocolate (six-pack) cueste lo que cueste. Cuando vayas a empezar una dieta, o estés sufriendo en una, hazte esta pregunta:

¿Podría todos los días de mi vida aguantar con esta dieta?

”¿Podría estar comiendo 20 años de mi vida así?, ¿Es compatible con mi estilo de vida?, ¿Puedo quedar con mis amigos y disfrutar?, ¿Ir a comer con la familia? ¿Es buena para mi salud mental? ?¿Es una dieta sana?”… Si la respuesta es NO, entonces ese no es el camino de la alimentación que debes seguir.

10. Te Pones Excusas para No Seguir con la Dieta

”Es que mi genética, es que cuesta mucho, es que estoy enfermo, es que me gusta mucho comer, es que no puedo hacer ejercicio, es que las hormonas, es que la edad, es que con los niños, es que el estrés, es que”... ¡Es que podría sacar una colección de libros más extensa que Juego de Tronos solo con excusas!.

A ver, perder peso no es algo mágico. Todo el mundo puede hacerlo, pero no todo el mundo va a ver los mismos resultados si se compara con otras personas.

Factores ambientales o genéticos influyen en la pérdida de grasa, pero eso no significa que sea imposible o que no vayas a ver mejoras hasta llegar a tu objetivo. Además, no es lo mismo que te sobren 4 kilos que 50 kg.

Tal vez tardes 3 meses, o un año o incluso dos, pero acuérdate que con Constancia todo el mundo puede.

 

Y acuérdate, Muy importante, el Santo Grial de la perdida de peso:

SI COMES MENOS CALORÍAS DE LAS QUE GASTAS, ADELGAZAS.

 

Espero que os sirva para replantearos algunas cosas, seguiremos con más artículos pronto. Acordaos que podéis seguirnos en Facebook y otras redes sociales para estar al día de nuevos artículos. Cualquier duda dejarla abajo en comentarios ¡Un saludo!

Compártelo:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *